Páginas vistas en total

domingo, 27 de noviembre de 2011

Soto de Agues.(Asturias)

Domingo,27/11/2011.
Despues de la salida de ayer me quede calentito y como el buen tiempo parece que sigue estando con nosotros, pues me animo a salir de nuevo hoy.
Voy a recorrer una ruta de senderismo de las muchas que por aqui tenemos, la ruta del Alba, que comienza en un pequeño pueblo llamado Soto de Agues.
Son las 10, me asomo a la ventana y no veo sol pero si unas nubes que parece que se van despejando. Hace frio, espero que salga el sol y caliente un poco el dia, aunque como se trata de caminar pues seguro que entrare en calor pronto.
Lo de siempre, comida, gasolina y en marcha hacia el interior de la region. El sol de momento no aparece mas bien parece que las nubes aumentan y ya comienzo a encontrar la niebla en los primeros altos por los que paso con la carretera mojada
tras seguir un poco mas el cariz del tiempo no mejora, probablemente por estas zonas la niebla sea algo normal en estas horas del dia, y este es el aspecto de los alrededores
Llego a Pola de laviana y hago una parada para tomar un cafe y repostar para no parar a la vuelta. El tiempo igual, pero ahora ya no es cuestion de volverse, asi que sigo en direccion hacia Rioseco en donde aparece el sol por momentos
 un poco antes encontrare un desvio que me llevara a Soto de Agues, el inicio de la ruta del Alba. Alli en un amplio aparcamiento dejo la moto y el casco y cargo con un pequeño bolso a la espalda con lo minimo y la cazadora puesta que aun hace frio.
Comienzo a caminar por entre las pequeñas calles del pueblo muy cuidadas y con las casas tipicas de estos lugares
llendo en busca del inicio de la senda que pronto encuentro
 y por la que comienzo a caminar. Los primeos kilometros son de un piso asfaltado que hace facil la andadura y el sol que luce va dejando un calido calorcillo aunque la cazadora no sobra por el momento
Pronto me encuentro con el rio Alba que me acompañara durante todo el recorrido, en este principio con una buena anchura de caudal
donde tambien conviven con los senderistas que por aqui pasean, estos compañeros de terreno
Aqui tambien existen unas pequeñas cabañas en la praderia,supongo que utilizada por algun pastor
Algo que he observado durante las pocas rutas andando que he realizado, es el buen rollo y la amabilidad de la gente que por estos parajes transitan, siempre hay un "hola", "buenos dias", en fin que aunque siempre hay algun raro, la mayoria es muy buena gente.
No es cuestion de ponerme a filosofar ahora, asi que a seguir con lo que iba, el paseo. Comienza a estrecharse el ancho del rio, lo que forma un poco mas de velocidad que unido a pequeñas piedras que saltean el curso y a que vamos ganando algo de altura, hace que se formen pequeños cascadas
El paseo discurre paralelo al rio y entre este y la montaña,a veces a poca altura sobre el agua
y otras casi a su misma altura
La senda por donde camino era antaño un camino de pastores y arrieros que comunicaba este concejo con el de Aller. La senda parece excavada en la montaña, o esa es la sensacion que da al ver esto
Se acaba el piso comodo y comienzo a adentrarme en la zona mas abrupta del sendero, conocida como las foces del Llaimo y que alberga un gran hayedo. Aqui comienza el desfiladero en si, empieza la ascension y el suelo se torna rocoso a veces y otras lleno de hojas humedas por los pequeños regueros de agua que por aqui resbalan
 a la vez que se estrecha considerablemente lo que da una sensacion de naturaleza indescriptible.
Debido al aumento de la ascension, empiezo a encontrar pequeños saltos de agua
y otros que bajan por la pared rocosa de la montaña y se suman al curso del rio
En algunos lugares, el agua baja con fuerza y se deposita en pequeñas piscinas naturales de las que sale y sigue manando para seguir su viaje hacia su destino
El desnivel no es muy grande, apenas 265 mts de altura que me conducen en algo menos de 2 horas al final del sendero en donde unas mesas alli dispuestas, me dan un descanso a mi y a los pocos senderistas que por aqui estaban. Un pequeño rato alli para comer,fumar un par de cigarros
y comenzar a bajar. Son las 3 de la tarde, es hora de bajar y no lo pienso mas. Han sido 7 km de subida y ahora otro tanto de bajada por el mismo sitio aunque con vistas diferentes
Aqui una pequeña cascada que a la subida no repare en ella
y un rapido, que da una idea de la velocidad con la que discurre el agua y del sonido que me acompaña durante todo el viaje.
El camino se va acabando y acercandome al pueblo, estos ejemplares pastan tranquilamente ajenos a las personas que por alli nos movemos
La niebla comienza a bajar de nuevo y a cubrir las cumbres mas altas de los alrededores
 por lo que tras tomarme un cafe, me pongo en marcha de nuevo esta vez de regreso a casa.Paso hacia Nava y de ahi a Pola de Siero y en un momento, ya de noche, estoy en casa.
Otro bonito dia aunque sin mucha moto, pero la moto no lo es todo en la vida. He disfrutado del dia y me ha gustado. Me estoy aficionando a esto de patear.